93 770 26 73 - WhatsApp: 644 365 175 info@joseramonlopez.net

Cada vez es más frecuente -cotidiano, por desgracia- entrar en sitios web comerciales, blogs, perfiles sociales y encontrarse con una lista larga, fea y lamentable de faltas ortográficas, incorrecciones gramaticales y textos mal redactados. Por si fuera poco, estas malas prácticas las estamos sufriendo incluso cuando entramos en medios de comunicación como diarios online, revistas, sitios oficiales, etc.

Reconozco que este es un asunto del que personalmente soy bastante sensible, ya que dentro de mi trayectoria profesional vengo del mundo de la preimpresión y autoedición, y en dicho sector este asunto de la corrección ortográfica siempre ha sido -y debería seguir siendo- sacrosanto. Es fácil entender que un error ortográfico en un medio impreso (una tarjeta, un folleto publicitario, etc…) sea inaceptable para el cliente que lo paga, y los costes por los errores cometidos sean altos e incluso inasumibles. De ahí que se vaya con tanto cuidado con la ortografía y los errores de edición en los medios impresos.

¿POR QUÉ TANTOS ERRORES ORTOGRÁFICOS EN LA WEB?

Los motivos del caos ortográfico que vivimos actualmente en Internet son muchos y pueden llegar a ser una mezcla de todos ellos. Vamos a enumerar algunos:

Falta de formación.

Hay muchos profesionales y emprendedores con valiosos conocimientos y experiencia de años a sus espaldas que no han recibido una formación escolar adecuada o bien no vieron la necesidad de aplicar los conocimientos adquiridos en ortografía y sintaxis en su vida diaria (¿quién no recuerda aquellas redacciones que nos hacían escribir de pequeños en clase de lenguaje?). La falta de práctica a la hora de escribir con corrección, pocos hábitos de lectura… todo suma para que una persona bien capacitada profesionalmente llegue a ser una especie de “analfabeto” de la escritura y la redacción.

Falta de profesionalidad.

Como ya indicaba en el segundo párrafo de este artículo, el nivel de profesionalidad en la corrección ortográfica y redacción de textos en los medios digitales ha entrado en barrena desde hace ya unos cuantos años. Un factor determinante está directamente relacionado con la sensación de que salen baratos los errores digitales, ya que estos se pueden corregir fácilmente con un simple click de ratón. Esta percepción ha llevado a muchas empresas e incluso medios de comunicación como diarios online y revistas (que deberían ser ejemplares en este sentido) a prescindir de cierto personal técnico muy cualificado como son (¿eran?) los correctores de pruebas. Se contrata con más frecuencia a personal con muy poca experiencia (salen muy baratos) y el resultado son textos llenos de errores ortográficos, gramaticales, mal redactados, titulares pésimos y un largo etcétera.

Por otro lado están los emprendedores digitales que se animan a montar sus negocios en la red, muchos con excelentes ideas y proyectos con futuro, pero que no están acostumbrados al arte de la redacción de textos, o en otras palabras no son profesionales en la materia.

Uso habitual de palabras acortadas en SMS y redes sociales.

En los últimos años se ha popularizado, sobretodo entre los más jóvenes, una forma de escritura donde se recortan las palabras, incluso reemplazando unas por otras. Un ejemplo: para decir la frase “¿qué quieres hacer hoy?”, algunos escribirían“ke kieres acer oi?”. En general se ha restado importancia a esta práctica desde el principio, pero los años han dado la razón a quiénes aseguraban que este tipo de hábitos de escritura no traerían nada bueno -ortográficamente hablando-.

El resultado es una generación de jóvenes -y no tan jóvenes- con un nivel MUY elevado de ignorancia ortográfica y gramatical. Y ya no hablemos de la capacidad de redacción -y comprensión- de textos. Solo hay que preguntarle a cualquier profesor de lengua de secundaria…

Poca exigencia y prisas.

Escribir mal se ha generalizado tanto, que encontramos muy poca exigencia por parte de los lectores. Parece que la mayoría lo toleran e incluso, por desgracia, se contagia. Esto conlleva, naturalmente, a que quiénes tienen la obligación de redactar escritos en la web, ya sea en un blog, medio informativo o una tienda online, tengan poco incentivo para esforzarse por hacerlo con corrección.

También las prisas tienen su parte de culpa, ya que no se puede pretender redactar bien un texto si lo hacemos de prisa y corriendo. Hacer las cosas bien requiere su tiempo. Detrás de estas prisas, con frecuencia, suele haber personal sobrecargado de trabajo, mala planificación, etc…

LA IMPORTANCIA DE ESCRIBIR CORRECTAMENTE EN INTERNET

Pero bueno, seamos prácticos. Eres emprendedor. Tienes una tienda online. Tienes unos productos a la venta que le interesan a tu cliente. ¿De verdad es tan importante todo esto de escribir sin faltas de ortografía y con corrección? ¿No estoy exagerando un poco?

Vamos a analizar 3 motivos importantes por los que merece la pena el esfuerzo de escribir correctamente en los medios digitales:

1. Ofrece la mejor imagen.

Este es el primer y más importante motivo por el que merece la pena esforzarse por escribir correctamente online. En la venta online (al igual que en la offline) la imagen lo es todo. Hay que ser coherente. Si te esfuerzas por crear un buen producto (o servicio), diseñas una tienda online cuidando mucho las imágenes de los artículos, creas un blog impecable, con contenido de calidad y que aporta valor añadido… ahora no lo estropees todo por culpa de unas faltas de ortografía o una redacción descuidada. Sería una lástima.

Cierto, como hemos visto antes, hay muchos lectores/compradores online acostumbrados y muy tolerantes ante las incorrecciones de la lengua, pero ten en cuenta que el nivel medio de compradores online tiene una nivel socio-económico alto o medio-alto. El nivel de personas con estudios universitarios que son compradores online es también muy alto. En otras palabras: vas a tener seguramente una clientela bastante exigente, que va a valorar tu corrección ortográfica y la redacción de los textos.

2. Te diferenciarás.

En un entorno (Internet) donde las malas prácticas lingüísticas son tan comunes, vas a diferenciarte de tu competencia si vas por el otro camino… el de la corrección ortográfica y la de los textos bien redactados. Ten por seguro que siempre habrá clientes que apreciarán la diferencia y te premiarán. Paradójicamente, la vulgaridad, aunque sea común, gusta a pocas personas.

3. Te posicionarás mejor en los buscadores.

En el arte/ciencia del posicionamiento en buscadores, todos los esfuerzos positivos SUMAN. Y escribir correctamente las palabras y construir bien las frases también ayuda. No, no quiero decir ahora con esto que escribir sin faltas de ortografía es un factor clave de Google para estar arriba en los resultados. No, no es tan relevante; pero como ya he dicho todo suma y este será un factor añadido que Google y otros buscadores tendrán en cuenta. Una palabra o frase clave mal escrita puede dar al traste con el posicionamiento de una entrada en Google, o de un artículo de nuestra tienda online.

4. Harás tu aportación a una Internet mejor.

Lo dejo para el final, pero tiene su importancia. Se dice de las empresas que tienen una responsabilidad social. Se espera de estas de que, además de recolectar beneficios, aporten beneficios a la sociedad, a la comunidad.

¿Qué hay de nosotros y de nuestros negocios en la red? Aportemos un poco de calidad a la red. Calidad de contenidos, buenas ideas, productos… calidad en la forma de escribir y comunicarnos online.

CÓMO MEJORAR LA REDACCIÓN DE UN TEXTO ONLINE

Ya sabemos el porqué son tan comunes las faltas de ortografía en el mundo online. Hemos analizado también 4 motivos importantes por lo que merece mucho la pena hacerlo bien. Veamos ahora qué podemos hacer para mejorar nuestra corrección ortográfica y de  redacción de textos.

1. Motívate.

Repasa el anterior subtema de este artículo “La importancia de escribir correctamente en Internet”. Seguro que alguno de los argumentos expuestos te motivarán. Si entiendes la importancia del asunto y los beneficios que te reportará, tendrás la motivación para esforzarte y mejorar al respecto.

2. Aprende y practica.

Proponte leer más. Jamás ha sido tan fácil acceder a la literatura.

Ten siempre a mano un buen diccionario (online) (comprarlo en papel).

Te a mano un manual auxiliar como este libro de “Ortografía de la lengua española” (formato pdf) (comprarlo en papel).

Ten a mano en tus “marcadores” recursos web como este: www.reglasdeortografia.com

3. Utiliza los correctores de textos.

Son totalmente imprescindibles en nuestros editores de texto digitales. La buena noticia es que no conozco ningún editor de texto que no disponga de un corrector de texto en castellano (y otros idiomas). Microsoft Word, OpenOffice, LibreOffice, LotusNotes, Evernote… todos incluyen corrector de textos. El editor de WordPress no es una excepción, por lo que si tu negocio tiene un blog y está desarrollado con WordPress, puedes utilizar el corrector.

También puedes utilizar aplicaciones específicas para la corrección de textos, gramáticas y de estilo como STILUS.

En definitiva, no te dejes llevar por la corriente y busca la excelencia en tus escritos online. Ya sea la ficha de un artículo de tu tienda online, un post de tu flamante blog, una newsletter enviada a tu cliente, una entrada de Twitter o Facebook…. sea lo que sea lo que escribas, escríbelo bien. Todos saldremos ganando.

 

¿Te ha parecido interesante este artículo?  Si es así, puedes suscribirte a mi blog. Cada semana escribo al menos un artículo relacionado con marketing online, ecommerce, SEO, WordPress, redes sociales y ciberseguridad.

Y, por supuesto, si tienes alguna duda, quieres realizarme una consulta técnica o estás interesado en contratarme como profesional freelance, puedes contactar conmigo o conocerme mejor en mi perfil profesional.

  • Suscríbete a mi blog
  • Conoce mi perfil profesional
  • Contacta conmigo