93 770 26 73 - WhatsApp: 644 365 175 info@joseramonlopez.net

A menudo la presencia online de empresas y profesionales empieza con el diseño de una página web. Es la cara de la empresa en Internet y hoy por hoy es la forma en la que la mayoría de clientes y proveedores contactará con nosotros.

Pero la presencia online implica mucho más que una página web. La interacción con quienes se interesan en nosotros en Internet es ahora mucho más exigente.

Los usuarios ya se conectan más a nuestra web a través de smartphones y tablets que mediante un ordenador de sobremesa de toda la vida. Esto es así y tenemos que adaptar nuestra web a estos dispositivos móviles. Google ya hace tiempo que penaliza en el posicionamiento a las páginas web que no están adaptadas a dispositivos móviles. Y también al revés, mejora el posicionamiento de las web adaptadas a estos dispositivos.

Y hablando de posicionamiento, podemos tener una web bien diseñada y atractiva que si no está bien posicionada en buscadores, nadie la verá y le estaremos dando gran ventaja a nuestra competencia.

El posicionamiento en buscadores (conocido como SEO) es un proceso que comienza con el diseño de la página web pero también del mantenimiento y actualización constante de los contenidos de la misma. El SEO no se queda en nuestra página web, sale fuera de la misma a traves de nuestros perfiles sociales en Facebook, Twitter, Instagram, YouTube, etcétera.

Y como hay vida (aunque no lo parezca) más allá de Internet, nuestra presencia online puede incluir otras vías que, bien utilizadas, son altamente efectivas. Me refiero en concreto al Email Marketing.

Diseñar y programar buenas campañas de Email Marketing es una herramienta ideal para la fidelización de clientes. Aquellos que en el pasado de una u otra forma se interesaron en nuestros servicios, es bueno que regularmente (sin excedernos) vayan recibiendo noticias nuestras: novedades, información sobre cursos, etcétera.

En Internet el contenido es el Rey. De hecho buscadores como Google “viven” de los contenidos que ofrecen en los resultados de búsqueda a sus usuarios. Hace ya mucho que las páginas web “estáticas” que apenas cambian sus contenidos, no atraen a nadie y menos a los buscadores.

Es por eso que si queremos estar bien arriba en Internet y diferenciarnos de la competencia, tenemos que generar contenido; contenido de calidad. La forma más habitual y efectiva de hacerlo es integrando un blog en nuestra página web. Un trabajo bien hecho y sostenido en el tiempo formará una amplia red de contenidos que Google y otros buscadores indexarán y atraerán a cientos, miles de usuarios a nuestra web y redes sociales.

Estos contenidos se pueden, a su vez, publicar también en las redes sociales, algo que reforzará nuestra presencia online. Esto es lo que conocemos como marketing de contenidos.

Y por último, pero no menos importante, es el mantenimiento técnico de los sitios web. Es vital mantener actualizados los gestores de contenido como WordPress, los plugins también al día y monitorizar de forma constante el funcionamiento de la web. Tener a alguien “al otro lado” siempre disponible, que escuche y nos aporte soluciones es muy valioso.

La seguridad está cada vez más comprometida en Internet. Es por eso que es obligatorio una buena praxis en la implementación de medidas preventivas de ciberseguridad.

Y no hace falta decir que es necesario crear y programar copias de seguridad recurrentes para asegurarnos, en el peor de los casos, que nuestra web vuelva a funcionar en cuestión de minutos.