93 770 26 73 - WhatsApp: 644 365 175 info@joseramonlopez.net

Si eres fotógrafo o amante de la fotografía que tiene presencia en Internet, seguramente te fijarás en aquellas páginas o blogs de tu sector que están ahí arriba, en el TOP 10 del índice de resultados de Google, Bing u otro buscador.

¿Cómo lo hacen?, puede que te preguntes con una mezcla de admiración y envidia. Bien, como estamos considerando en esta serie de artículos dedicados al SEO para fotógrafos, hay muchos factores que, sumados, llevan al éxito.

Ya hablamos en el primer artículo sobre la clave de todo: la calidad. Cierto, si tuviéramos que resumirlo todo, la calidad es lo que realmente marcará la diferencia y lo que finalmente nos pondrá en nuestro sitio.

Pero generalizar tiene sus riesgos, y uno de ellos es que en los detalles aparentemente pequeños, llegue nuestro fracaso.

Hoy vamos a considerar 4 de esos “pequeños” pero importantes “detalles” a tener en cuenta para que nuestro SEO no solamente mejore sino que sencillamente no lo arruinemos por completo.

Contenidos integrados en un solo sitio

Durante años ha sido común que la mayoría de fotógrafos tenían separados sus contenidos en una página web por un lado y su blog o portfolio por otro.

Puede que fuera tu caso (o lo sea aún), disponiendo de una web de presentación de servicios y luego un portfolio con galerías de imágenes ubicados en algún servicio online externo.

La tecnología ha avanzado muchísimo en poco tiempo y ahora, con plataformas como WordPress, por ejemplo, está al alcance de cualquiera disponer de una web potente, atractiva y que integre nuestro blog, portfolio o galería de fotografías.

A efectos prácticos eso significa que si queremos tener un blog o una galeria, lo integremos en el mismo dominio, no en otro separado. Una manera de hacerlo sería ubicando nuestro blog o galería de imágenes en un sub-directorio específico. De una manera más gráfica:

Lo óptimo

  • Tener la web en www.midominio.com
  • Tener el blog en el subdirectorio www.midominio.com/blog

Lo menos óptimo (casi siempre)

  • Tener la web en www.midominio.com
  • Tener el blog en www.miblog.com

El motivo es sencillo, si mantenemos nuestros contenidos en dominios separados, estamos dividiendo la autoridad entre los dos. En SEO, unificar contenidos significa ganar relevancia.

Es mucho mejor disponer de un solo sitio fuerte, con contenido relevante y de calidad, que dos o más sitios donde nuestra calidad se diluya.

En resumen, calidad sí pero, siempre que sea posible, unificada.

 

Sé consistente con tu dominio

A tu sitio web se puede acceder desde dos URLs diferentes. En concreto, está la versión www de tu dominio y la versión sin www.

  • www.tusitio.com
  • tusitio.com

Para los navegadores, y por supuesto para buscadores como Google, ambas son URLs (direcciones) distintas y pueden ser indexadas de distinta forma.

No entraré en terminología excesivamente técnica porque no es el objetivo de este post, pero sí que paso a mencionar algunos aspectos básicos a tener en cuenta:

  • Escoje una versión de tu dominio y trabaja con él. Da exactamente igual si utilizas con o son www. Eso no tiene ningún efecto en el SEO. Pero escoge uno y céntrate siempre en él. Yo prefiero utilizar la versión www porque pienso que la gente tiende a utilizarla cuando enlazan y porque grandes como Facebook o Google lo utilizan.
  • Utiliza de forma consistente esa dirección escogida (con o sin www) en tus perfiles sociales, tu publicidad impresa (rótulos, tarjetas, flyers…) y en cualquier otro sitio.
  • Navega por tu sitio web y asegúrate de que ambas direcciones son accesibles. Lo adecuado es que una versión redireccione a nuestros usuarios hacia la otra, utilizando la redirección 301).
  • Indiquemos en Google Search Control cual es nuestra versión preferida de nuestro dominio. Para ello primero tenemos que introducir ambas variantes de nuestro dominio, si no esa opción no aparecerá.

 

No bloquees a los motores de búsqueda

En ocasiones me he encontrado con sitios web de fotógrafos que, sin darse cuenta, bloquean a buscadores como Google para no ser indexados.

Aunque parezca mentira, es algo más común de lo que puede parecer ya que es muy fácil meter la pata con un simple click de ratón.

Por ello tenemos que estar muy al tanto y asegurarnos bien de no meter la pata (o el dedo) cuando utilicemos algunas herramientas como, por ejemplo, WordPress.

Un ejemplo típico: en la pestaña “Ajustes>Lectura” de nuestro WordPress, encontraremos la opción “Disuade a los motores de búsqueda de indexar este sitio”. Por defecto viene desactivado, y pueden haber motivos justificados para activarlo, pero si queremos que Google u otro buscador indexe en sus resultados de búsqueda nuestra página, la opción debe quedar desmarcada.

Pues bien, en ocasiones, por error, hay quien activa esta opción con los nefastos resultados SEO que eso conlleva. Por eso, asegurémonos siempre bien, de que esta opción está desactivada.

Otro error típico llega de mano de los plugins de SEO que instalamos en nuestro WordPress u otra plataforma. Cierto que estos plugins nos facilitan mucho las cosas y en la mayoría de veces si sabemos escogerlo bien, nos va a ayudar.

Pero un plugin SEO, sobretodo si es bueno, es una herramienta muy potente y debemos utilizarla con cuidado. Es muy fácil configurarlo mal, activando opciones que no debemos y lo que debería ser una herramienta de ayuda para nuestro SEO, se convierta en justamente nuestro enemigo, en casa.

Podemos hechar mano nuevamente de nuestra Google Search Console para asegurarnos de que no estamos bloqueando el paso a Google. Hay la opción “robot.txt Tester” que nos indicará si nuestro sitio web está bloqueando o no a los motores de búsqueda.

 

Tu sitio web debe ser adaptativo y rápido

Como aficionado a la fotografía me encanta visitar sitios web de fotógrafos y disfrutar con sus reportajes, originales e increibles en muchos casos.

Pero como desarrollador web me entristece (y alarma) ver a la misma vez demasiados sitios web de fotógrafos que no son adaptativos, es decir, sitios web que no se adaptan a distintos dispositivos, como son los smartphones, tablets, etcétera.

¿Qué hacer al respecto? Primero de todo, prueba. Entra en tu sitio web desde diferentes dispositivos. Entra con el móvil, con una tablet, desde un portátil y un ordenador de escritorio.

¿Cómo se ve? Si la respuesta es mal, ponte manos a la obra ya. Desde el año 2015, Google penaliza los sitios web que no se adaptan a los dispositivos móviles. Es normal si tenemos en cuenta que ya es una realidad el hecho de que la mayoría de búsquedas en Internet se hacen a través de esos dispositivos.

Todo hace pensar que esa tendencia a penalizar los sitios web no adaptativos se va a ir incrementando en los próximos años y que, de hecho, llegará el momento en el que sitios web no adaptativos sencillamente serán totalmente ignorados por los buscadores.

¿Qué hacer? Pues todo dependerá del sistema en el que se base tu sitio web. Si está desarrollada con WordPress, es una buena notícia, ya que es una plataforma que con diferencia facilita los sitios web adaptativos.

En todo caso, en WordPress no es todo oro lo que reluce. Asegúrate de que el “Tema” que estás usando sea totalmente adaptativo (responsive). En WordPress hay temas muy buenos, buenos, regulares y malos. Utiliza los primeros. Suelen ser premium, o sea, de pago. Pero, por favor, no escatimes en algo tan importante. Será tu mejor inversión.

Y dejo para lo último todo un clásico en los sitios web de fotografía: la velocidad. Es todo un reto mantener un sitio web totalmente visual, con decenas (cientos e incluso miles) de fotografías con una calidad aceptable y que no suponga un problema serio a la hora de mostrarlas con rapidez a los usuarios.

En mi experiencia con sitios web de fotografía siempre me encuentro con este dilema. Entiendo que meter mano a la obra de un fotógrafo es complicado. Entiendo que son vuestras “criaturas” y no queréis que nada cambie. Pero mira, fotógrafo, si tu web tarda más de 10 segundos (y estoy siendo muuuuy generoso) en cargar, olvídate del SEO, del posicionamiento, de Google y de todo lo demás.

Si este es tu caso (y no es raro que así sea) tendrás que tomar medidas drásticas, agresivas. Lo siento, pero es lo que hay. No puedes dejar que tus imágenes pesen 2 mb. Tendrás que utilizar un buen programa que las comprima utilizando un ratio de compresión-calidad adecuado.

Ten en cuenta que tu ojo de experto verá algunos cambios en el resultado final. Pero si utilizas una buena herramienta y aprendes a utilizarla bien, los resultados deberían ser prácticamente imperceptibles a los ojos de los usuarios.

Algunas herramientas online y gratuitas para comprobar la rapidez de carga de nuestro sitio web son:

Pero en la velocidad de carga de una página no todo se trata de optimizar imágenes. Hay otros factores; los principales son:

  • Moderar el uso de plugins o extensiones
  • Utilizar versiones recientes de PHP (si utilizamos WordPress u otro CMS similar). La recomendable ahora es PHP 7
  • Contratar los servicios de un buen hosting que ofrezca rapidez (discos ssd, etc..). No voy a hacer publicidad en este sentido, pero puedes contrastar en la red y encontrarás respuestas, seguro.

Y bueno, ya paro por hoy, que sino esto terminará siendo un largometraje en vez de un post.

Nos vemos en carretedigital.com en una próxima entrega donde hablaremos de fotografía y de SEO.

Feliz foto!

 


Te ha parecido interesante este artículo?  Si es así, puedes suscribirte a mi blog. Cada semana escribo al menos un artículo relacionado con marketing online, ecommerce, SEO, WordPress, redes sociales y ciberseguridad.

Y, por supuesto, si tienes alguna duda, quieres realizarme una consulta técnica o estás interesado en contratarme como profesional freelance, puedes contactar conmigo o conocerme mejor en mi perfil profesional.

  • Suscríbete a mi blog
  • Conoce mi perfil profesional
  • Contacta conmigo